Por lo quemao

24 febrero, 2019

Algún garrulo ha quemado nuevamente el monte. Nos parece una aberración, máxime cuando lo quemado es terreno que prácticamente ni las cabras transitan pero bueno… donde no hay…

En fin, que aprovechamos que la zona está libre de escajos para prospectar los lapiaces en torno al Hoyo Landiano, el Hoyo de Montecavado y la Peña Milanera.

Aparco en Rucandio y subo a inspeccionar los alrededores de Cuerdavilloso y El Salto del Cabrito mientras espero que llegue Laloch. Encuentro y geolocalizo 2 pequeñas simas. Sigo hacía el oeste me reúno con él cerca de Peña Milanera.

Localizamos una pequeña gatera sopladora. Tiene pinta de tejonera pero el aire invita a entrar. Eduardo que domina el lenguaje corporal de los tasugos no duda en colarse por el agujero pero antes toma precauciones… olisquea el terreno, orina y finalmente aúlla… todo indica que el morador ha salido a cazar así que entra sin miedo.

Según va relatando, la gatera desemboca en una salta donde puede ponerse en pie con múltiples salidas. Espero a recibir más información y al rato le veo salir entre unas piedras una veintena de metros más arriba… tapada por unas zarzas existe otra boca mucho más cómoda que explica la corriente de aire.

El tejón habitante de la cueva

Hacemos la topo y continuamos el paseo cresteando dirección este hasta el coche.

Topografía de la cueva del Aliento del Tejón – Riotuerto

Antes de llegar nos acercamos a la Fuente de la Gargolla para comprobar su estado. Está prácticamente inactiva así que casi podemos descartarla como surgencia de la PST-121.

Fuente de la Gargolla sin apenas agua.

Participantes: Miguel y Eduardo

Escrito por


Categorias: cueva, espeleo, exploración, Riotuerto, Topografía

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *