Hasta nunca Carapapunio

17 marzo, 2019

Entre nuestras tareas pendientes esta desde hace años hacer la topografía de la cueva de Carapapunio, en Rucandio. La cavidad en cuestión fue explorada a principios de los 80 por el grupo PUSCIATICA y sabemos, gracias al Boletín Cántabro de Espeleología número 12, que supera los 500 metros. Por desgracia, aunque se hace referencia a una topo, esta no fue publicada.

La cueva esta contaminada debido a los purines y otros líquidos nauseabundos vertidos por una estabulación cercana pero pensábamos que haciendo de tripas corazón podríamos tirar mecha aunque sólo fuera por una vez. Topografiamos hasta la colada (unos 40 metros) pero a partir de ahí hay que mojarse y el miedo a pillar una infección supera a las ansias de saber… así que… hasta nunca Carapapunio.

¿De dónde pensará la gente que sale el agua de los manantiales? ¿directamente del centro de la tierra? ¿del mar de Lidenbrock? Ahora más que nunca el ciclo de la vida empieza a tener sentido y ser más literal que nunca, dado que comemos y bebemos nuestra propia mierda.

En fin… nos sobra tiempo y también tenemos pendiente topografiar la fuente de la Gargolla, lugar donde supuestamente salen las aguas de Carapapunio.

El simpático laminador – La Gargolla

Levantamos la topografía y sopesamos una vez más el tratar de pasar el laminador final pero, aunque el agua parece limpia, el pensar que posiblemente provenga de Carapapunio y el saber que tiene más de 15 penosos metros, nos hace volver a la cordura.

Cueva de la Gargolla o la Jana
Cueva de la Gargolla o la Jana

Al final de la tarde volvemos al coche, no sin echar antes un trago de agua de la fuente del pueblo ¡ QUÉ AGUA MÁS FRESCA Y RICA ! ¡Seguro que viene directa del cielo!

Asistentes: Miguel y Pedro

Escrito por


Categorias: cantabria, cueva, espeleo, exploración, Riotuerto, Topografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *