La ducha tras el baño

31 marzo, 2019

Visitamos la PST-121 con la idea de equipar los pasos delicados y seguir con la topo hasta las marmitas.

Entramos sobre las 16.00. La boca está completamente seca y el agua de los meandros apenas corre hasta la galería del caos de bloques donde no apreciamos descenso del nivel. Es en esta galería donde Pedro se queda instalando una «liana» mientras Óscar y yo seguimos topografiando.

Óscar en PST-121

Nos reencontramos los 3 finalmente en las marmitas… en la primera el agua nos llega hasta la cintura, la segunda no tiene fondo conocido así que la sorteamos como podemos por un lateral… salvo Pedro que aprovecha para darse un baño y lavarse el pelo…. a continuación un pozo regado de unos 8 metros nos corta el paso. No tenemos el equipo de progresión vertical así que tenemos que dejarlo para la próxima…

Acceso a las marmitas
Acceso a las marmitas

La PST-121 ya supera oficialmente los 1000 metros 🙂

Continuará…

Sobre las 21 volvemos al exterior… a las 22 estamos ya bajo las estrellas…

Participantes: Pedro, Óscar, Miguel y el espíritu del «Chiguagua»

Escrito por


Categorias: cantabria, cueva, espeleo, exploración, Riotuerto, Topografía

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *